HOME
CERTIFICADOS IMPORTANTES
CONTACTANOS
NOVEDADES
DOJOS E INSTRUCTORES
MAPA Dojo Central
Mapa Dojo Va AMERICA
HORARIOS
OSHUKAI
FRANCIA 2010
FOTOS DE OSHUKAI
KARATE-DO SHORIN RYU
ESPACIO PARA LA LECTURA
=> El Dojo
=> La Ryu
=> El Libro de los Cinco Anillos
=> EL AGAKURE
=> EL ARTE DE LA GUERRA DE SUN -TZU
=> Porque Karate-Do Tradicional?
KOBUDO
FOTOS DE RECUERDO
VIDEOS
LINKS
La Ryu
La Ryu

Si el dojo transforma a los discípulos con su sola existencia, la ryu lo hace de una manera más activa. Una ryu es un método de enseñanza y un método de preservar un arte. En conjunción con el dojo, una ryu puede volver a un crudo principiante en un maestro de su profesión. La palabra ryu, analizada, tiene un definido sentido de corriente (el mismo término es usado frecuentemente como parte de una composición de palabras japonesas para describir el movimiento del agua) y al igual que el río fluye pendiente abajo, la ryu fluye por el tiempo.

Una ryu es un estilo de lucha, el cual por definición ha sido transmitido durante generaciones. Para el ojo del experto, los miembros de una particular ryu son reconocidos al instante por pequeñas variaciones en su postura o técnica. Sin embargo una ryu es mucho más que un estilo, es una completa metodología para la transmisión y preservación de un sistema, y su durabilidad ha demostrado su viabilidad.

Un nuevo sistema, técnicamente, no se convierte en ryu hasta la segunda generación de discípulos. Una ryu tradicional es una empresa familiar: está creada por el fundador para sus hijos. Aunque pueden ser admitidos extraños, la ryu está encabezada tradicionalmente por un descendiente directo del fundador (los japoneses han sido siempre bastante pragmáticos acerca de estos asuntos. Si el adecuado pariente de sangre no está disponible, el mejor discípulo será adoptado en la familia).

El fundador de una ryu adquiría renombre, por actuar y/o pensar de una cierta manera. La ryu es un intento de transmitir el método del fundador a través de sus descendientes. Su meta no es enseñar sino realmente cambiar al individuo. Tanto el cuerpo como el espíritu del discípulo son golpeados hasta conseguir un determinado molde. Es por esta razón que todo el concepto de la ryu es tan desagradable para la gente moderna. La gente moderna, criada en una filosofía que acentúa el valor del individuo, es incapaz de rendirse a algo mucho más grande, y eso es exactamente lo que la ryu requiere. Como ya he mencionado anteriormente, la correcta actitud para un principiante se llama nyunanshin, o lo que es lo mismo, la flexibilidad de espíritu que le permite ser moldeado. Un discípulo con nyunanshin entra en un dojo completamente preparado para rendir su ego a la ryu. Él se marcha, no como un hombre con conocimiento nuevo, sino como una persona completamente nueva.

Como en todas las cosas, el valor es proporcional al coste. La persona que se prepara para dar todo a la ryu recibe todo de ella. Otros, no capaces de hacer esta definitiva rendición, están sentenciados a quedarse a un lado. Les gusta el producto pero no lo suficiente para pagar el precio. Sin embargo, algunas veces incluso la voluntad de rendir el ego no es suficiente. En muchos lugares la supremacía del combate ha sido una materia de sobre vivencia. En el Japón feudal era más que eso. Allí, la destreza en el manejo de las armas podía también determinar el estatus social del hombre que las manejaba. Suponiendo que un hombre de espada conseguía la grandeza, lo primero que quería preservar era su estatus y segundo, elegir su sucesor. De este segundo elemento se encargaba la ryu.

Un típico ejemplo de ryu, además de proporcionar un programa de instrucción, contiene  también métodos para juzgar y filtrar a los discípulos. Solo a los discípulos más dignos de confianza se les enseña los métodos del fundador, y solo los mejores heredan la ryu.
Una típica ryu se divide en diferentes niveles. Un sistema de cinco niveles compuesto de shoden, chuden,okuden, menkyo e inka es quizá el más común. Un nuevo discípulo comienza con el shoden, las "enseñanzas iniciales ", las cuales le preparan físicamente para el entrenamiento serio. Después de ser capaz de ejecutar todas estas técnicas correctamente, se le permite avanzar hasta el chuden, las "enseñanzas intermedias". Estas técnicas forman el corazón de cualquier estilo y son lo que da a cada ryu su carácter distintivo. La exitosa realización de este nivel de entrenamiento crea un técnico sólido y hábil. Los hombres que lo han completado son los que forman el cuerpo principal de una ryu.

Un discípulo puede dedicar años e incluso décadas al dominio de estas técnicas. Durante este tiempo es cuidadosamente observado por el sensei. Entonces si, y solo si, el maestro piensa que es merecedor, introducirá al discípulo en el nivel okuden, las "enseñanzas secretas Esta iniciación a los misterios internos de un sistema ha estado siempre reservada a muy pocos ya que estas técnicas proporcionan dominio sobre otros hombres. Ningún sensei consideraría compartir tal información con un hombre al que no pudiera confiar su vida.( Muchas antiguas ryú se han perdido debido al fallecimiento del maestro jefe sin previamente haber transmitido el nivel okúden a un sucesor).

   Pero, ¿qué son estas técnicas o principios okúden ? A veces son principios mentales verdaderamente profundos y complejos. En otros casos son acciones bastante simples y físicas. Por ejemplo, una ryú de ikebana (arreglo floral) puede tener un método secreto para cortar los tallos de las plantas que permitiría que las flores siguieran frescas durante más tiempo. Mientras esto puede parecer poco importante, es suficiente para asegurar que las composiciones florales de esta escuela sean siempre muy deseadas y como consecuencia más caras. Por otro lado un okúden puede ser un principio mental tan esotérico como incomprensible para el profano, incluso cuando es explicado en un lenguaje claro, y esto es porque la ryú se especializa en enseñar cosas las cuales el hombre común no puede ver o entender. Una indicación de esto es la práctica común de algunas ryú de dividir sus enseñanzas en dos categorías: omote y úra. Omote es la apariencia, las cosas que pueden verse, y úra es lo oculto, las cosas que no son aparentes.

Esta es la fuente de algunas confusiones en occidente. Numerosos instructores han entrenado en una ryú tradicional japonesa, pero pocos han progresado hasta el nivel úra, si es que conocen la existencia de tal cosa. Piensan que conocen todo de su ryú, cuando de hecho solo se les ha enseñado la superficie de ella, siendo propensos a realizar afirmaciones y juicios que no son correctos por completo. Aunque pueden ser excelentes técnicos, en muchos casos mejores que sus instructores, no tienen ninguna concepción de cual es el gokúi, la esencia de su ryú. Pero hay incluso peores, y son aquellos que transmiten juicio sobre un estilo después de solo haber visto el nivel shoden. La ryú tradicional asegura que las técnicas avanzadas y las estrategias sean transmitidas solo a aquellos considerados merecedores de recibirlas a la vez que proporciona también el método de transmisión.

Mientras que en los centros de entrenamiento en occidente se desarrollaban principios mentales para enseñar técnicas físicas, en Japón se estudiaban técnicas físicas para enseñar principios mentales. Los psicólogos de occidente pueden debatir la validez del condúctismo, pero los japoneses inventaron el sistema, lo convirtieron en una ciencia exacta y probaron su valor cientos de años atrás. Tanto el dojo como la ryú están basadas en el uso de la psicología condúctúal aplicada.

El dojo y la ryú constituyen la diferencia fascinante entre el Camino japonés de la Estrategia y otras artes. En otras artes puedes oír hablar frecuentemente de principios mentales y filosofías, pero eso es lo más lejos que van, no son más que ideas y palabras. Por ejemplo, un hombre puede decir que sentándose en una cierta posición y respirando de una cierta forma puede hablar con Dios. ¿Cómo puedes probar o refutar esto? Sin embargo, este no es el caso del Camino de la Estrategia, es diferente, diferente de cualquier otra cosa que puedas encontrar.

El Camino de la Estrategia está compuesto de principios mentales. No de pensamientos sino formas de pensar. Estos son enseñados físicamente y después son físicamente probados. Así tendrás, en todos los casos, una respuesta física instantánea para decirte si estabas haciendo lo correcto o no con tú mente. La palabra clave es al instante. Mientras otros caminos pueden prometerte algún beneficio futuro para ser alcanzado después de suficiente entrenamiento, el Camino de la Estrategia lo ofrece ahora. Aunque más práctica traerá obviamente consigo mejores resultados, el crudo principiante adquirirá un apreciable aumento en habilidad con su primer esfuerzo. Si intentas algo y no funciona, no creas siempre que es que necesitas más práctica. Al igual que si no se ve una apreciable mejora física en el primer intento debes cambiar lo que estás haciendo con tú mente. Tampoco te confundas sí parece demasiado fácil, y se supone que debe ser fácil, esa es la marca de todas las verdades fundamentales. La reacción mas común al ejecutar una estrategia o una técnica es pensar “que entupido soy debería  haber descubierto esto por mi mismo hace años”.

Al igual que el principio global del universo es expresado en una fórmula de Einstein, así también puede formularse los principios del conflicto. Las cosas se convierten, aparentemente complicadas y dificultosas cuando el punto de vista es restringido.

Espero que se entienda principalmente los cintos negros  lo que han realizado por más de seis años y todavía no alcanzaron a comprender donde están parados. H.R.R


=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=